¿Que significa yoga y artes somáticas?

¨DESPERTAR EL CUERPO SIGNIFICA QUE ESTAMOS DISPUESTOS A CAMINAR A TRAVÉS DE NUESTRO TEJIDOS Y ENCONTRAR SENDEROS PARA SECUENCIAR LA ENERGÍA Y LOGRAR UN MOVIMIENTO LIBRE. SI NOS DAMOS EL TIEMPO PARA INDAGAR Y APOYARNOS INTERNAMENTE A TRAVÉS DE LOS SISTEMAS CORPORALES, Y EXTERNAMENTE A TRAVÉS DEL ESPACIO Y EL MOVIMIENTO, VOLVEMOS A ESTAR PLENAMENTE VIVOS.
UN CUERPO DESPIERTO NOS DA LA OPORTUNIDAD DE UNA RESPUESTA A LA VIDA MÁS EXQUISITA.»
– ANNIE BROOK

La palabra griega Soma se refiere a una idea de cuerpo integrado, habitado, sensible al mundo externo e interno. A partir de Hesiodo, significa cuerpo viviente. Un cuerpo que se siente a sí mismo y que tiene una percepción internalizada de sí mismo. A su vez, en sánskrito esta palabra significa nectar de vida.

En el contexto del trabajo corporal, la palabra Somático se refiere al estudio del cuerpo en relación a la propia experiencia interna, desde la perspectiva de sensaciones y percepciones propias. Dejarnos de ver solo externamente para habitarnos desde adentro.

Don Hanlon Johnson, dice “los pioneros de la somática introdujeron a occidente una visión alternativa de la salud y del cuerpo que resalta la integridad íntima que hay entre el movimiento, la estructura anatómica, la inteligencia y la conciencia espiritual. Estos maestros fomentaron un respeto por la experiencia vivida y la sabiduría que se puede encontrar a través de «atender a» en vez de «conquistar» o «controlar» los procesos de la vida.”

El objetivo del movimiento somático es agudizar la conciencia sensorial y motriz de la persona, al servicio de su autoconocimiento, autoreorganización, autosanación, para enriquecer su vida, al igual que sus interacciones con otros.

Las prácticas somáticas incluyen:

  • La observación de gráficos y el aprendizaje de distintas estructuras del cuerpo
  • La exploración con movimiento, visualización o contacto para despertar la conciencia de las sensaciones corporales
  • La expresión por medio del movimiento libre, para permitir la comunicación de la inteligencia corporal
  • La aplicación de esta conciencia corporal a la práctica de asanas nos lleva a vivir en profundidad el Yoga

No sólo somos seres multidimensionales, sino que somos un microcosmos influenciado por las mismas fuerzas que mueven al universo.

La práctica de Hatha Yoga se correlaciona con el modelo de la Medicina Ayurvédica. Este modelo nos habla tanto de doshas (fuerzas constituyentes) como de elementos: tierra, fuego, agua, aire y espacio (eter), así como, el juego de las fuerzas opuestas (ha y tha). Esto nos sirve como mapa para entender nuestra naturaleza y su comportamiento y nos da un esquema para saber cuando estos elementos se encuentran fuera de balance.

El yoga está diseñado para remover los excesos de la vida habitual y de esa manera poder liberar la energía o shakti para dirigirla hacia un orden más elevado de conciencia. Cada ser humano posee este potencial, sin embargo, está enmascarado por las fluctuaciones de la mente habitual. Cuando la mente, a través de la práctica, se vuelve consciente de este potencial, deja de proyectarse externamente y a cambio de ello se establece en un estado de concentración dinámica.

“LA PERFECCIÓN DE ESTE ESTADO ES EL VERDADERO OBJETIVO DEL YOGA. IMPLICA CULTIVAR NUESTRO PODER PARA DISCRIMINAR ENTRE OPUESTOS, PARA DIFERENCIAR LA ESENCIA DE LO QUE NO LO ES”.

Premisas:

  • Somos seres multidimensionales (cuerpo, fuerza vital, mente, inteligencia, esencia).
  • Nuestro trabajo personal debe estar dirigido al reestablecimiento de equilibrio en todas estas dimensiones.
  • Cada una de estas dimensiones tiene su propio lenguaje de acceso.
  • La práctica de Yoga consiste en la aplicación inteligente de técnicas corporales, energéticas, alimenticias, reflexivas y devocionales para acceder a estos niveles, y en la aplicación individualizada de las mismas.
  • Las enseñanzas de Yoga tiene como principal objetivo crear un espacio de exploración, un espacio de propuestas, no un lugar meramente de instrucción y práctica de asanas. Nuestras clases están diseñadas para darte herramientas exploratorias para que cada día reencuentres tu propio equilibrio.
  • En una clase o taller aprendemos aquello que nos puede ayudar a construir nuestra propia práctica, con el objetivo de que puedas hacerlo tuyo.
  • Cuando iniciamos nuestra práctica cotidiana creamos un espacio personal, en el que al reencontrarnos con nosotros mismos, damos oportunidad a recuperar una visión clara y a romper la mirada habitual congelada.

Las técnicas de Yoga incluyen:

  • Realizar un trabajo personal para mejorar nuestra relación y comunicación con el mundo y con los demás.
  • Construir una relación de mayor escucha con nosotros mismos.
  • Realizar un trabajo corporal profundo que mantenga al sistema nervioso en equilibrio, así como a cada uno de nuestros órganos.
  • Aprender a trabajar con nuestra respiración, modificando el ritmo y el enfoque de nuestra práctica de acuerdo a nuestro estado y condición físico-emocional para realmente ser capaz de modificar “el como nos sentimos” con sus diferentes variables.
  • Comprender fundamentos de alimentación que también influyen en nuestro estado de conciencia.
  • Acceder a niveles más profundos del ser, a través de diversas herramientas: meditación, pranayama, asanas, visualizaciones, sonido o cantos.
  • Adentrarse en el aspecto contemplativo de nuestro ser por medio de estas mismas herramientas.

Deja un comentario